Ajustes en el mercado del petróleo: ¿carácter estructural, cíclico o ambos?

Ajustes en el mercado del petróleo: ¿carácter estructural, cíclico o ambos?  

Tal como ha puesto de manifiesto el Banco Mundial, la caída del precio del petróleo producida entre junio del 2014 y enero del 2015 es la tercera más intensa en los últimos 30 años. Los analistas no se ponen de acuerdo en determinar si esta caída denota que nos encontramos ante un “nuevo orden petrolífero mundial” o si se trata exclusivamente de un ciclo como ya ha sucedido en el pasado y los precios volverán a subir más pronto que tarde. Intentar determinar el carácter y sus factores explicativos constituye el objeto del estudio publicado por la Universidad de Oxford.

En el reciente informe elaborado por el Instituto para Estudios Energéticos de la Universidad de Oxford se aborda la cuestión del mercado del crudo y su evolución reciente. El análisis elaborado se desarrolla en base a cómo los distintos cambios en la oferta y la demanda de crudo han acabado afectando a su cotización en los mercados internacionales. El estudio de la Universidad de Oxford aborda temas de especial relevancia y se plantea cuestiones tales como: ¿Cuál será la evolución del precio del petróleo en el corto plazo? ¿Nos encontramos ante una situación estructural de precios bajos o solo ha sido un shock cíclico que empieza a revertir?. En definitiva, se intenta determinar si estos componentes que afectan a oferta y demanda tienen un carácter cíclico, que daría lugar a un futuro aumento de los precios, o estructural, que nos indicaría que estamos ante un nuevo precio de equilibrio del petróleo alrededor de los 50$ por barril.

Por el lado de la oferta, el análisis concluye que la producción no es sensible al precio debido a los elevados costes de poner en funcionamiento un pozo. Por este motivo la producción no se ha visto alterada de forma sustancial hasta el momento. Sin embargo, sí que se ha observado una significativa caída de las inversiones que augura una potencial caída de la producción futura si se mantiene la tendencia de precios a lo largo del año 2017. El caso del shale oil en EE.UU. avanza estas previsiones de ajuste del lado de la oferta dada la significativa caída de la producción que se viene experimentando desde finales de 2015. Sin embargo, una posible recuperación de los precios puede provocar que la producción de shale se recupere rápidamente, por tanto el efecto en el medio plazo es indeterminado. Por último, la estrategia de la OPEP parece que todavía está apostando por incrementar su cuota de mercado. La reacción de aumentar la producción en el contexto de caída de los precios así lo demuestra.

Con expectativas inciertas y efectos contradictorios por el lado de la oferta, en el estudio se identifica la contribución positiva de la demanda en el ajuste de los precios. La recuperación de la demanda en los últimos meses ha sido el principal factor que ha empujado el incremento de precios experimentado desde los mínimos de enero de 2016. Sin embargo el informe destaca que el rebote en la demanda en relación a la caída de los precios ha sido muy discreta con la consecuente incertidumbre que este hecho añade al análisis.

La conclusión apunta a la existencia de factores cíclicos y estructurales que actúan en sentido contrario. Por tanto, a pesar de conocer mejor los factores que actúan en el ajuste de oferta y demanda el autor, profesor Bassam Fattouh, pone de manifiesto las dificultades a la hora de determinar cuál será la evolución del precio del petróleo en el futuro.

1569 Modificado por última vez en Viernes, 01 Julio 2016 09:19