Ciberseguridad en el sector energético

Ciberseguridad en el sector energético  

En la actualidad, el desarrollo y la implementación de la tecnología digital en el sector energético está resultando esencial para avanzar hacia un nuevo modelo energético sostenible, eficiente y seguro. Sin embargo, el proceso de digitalización del sector energético no está exento de riesgos. Uno de los grandes riesgos a los se enfrenta la digitalización es la ciberseguridad, así lo pone de manifiesto el reciente informe Cybersecurity Report on Europe’s Electricity and Gas Sectors, publicado por el Consejo Europeo de Reguladores Energéticos (CEER por sus siglas en inglés).

El estudio se centra en examinar la ciberseguridad, una de las prioridades más importantes de los distintos estados miembros de la Unión Europea ya que actualmente están trabajando para cumplir con los plazos establecidos por la legislación vigente, especialmente con respecto a la Directiva sobre Seguridad de las Redes y Sistemas de Información. En los últimos años, varias vulnerabilidades de seguridad cibernética se han hecho más que visibles en el sector energético resaltando la necesidad de seguir trabajando activamente en la consolidación de nuevas medidas de resistencia ante este tipo de amenaza. Con el objetivo de superar esta problemática, y tomando en cuenta los esfuerzos en curso para implementar la regulación relacionada con la seguridad cibernética ya existente, los autores del informe ofrecen una serie de recomendaciones que contribuyen a reducir la brecha entre la situación actual y la situación óptima de ciberseguridad en el sector energético.

Las recomendaciones propuestas hacen referencia a la necesidad de aumentar la participación de los reguladores europeos de energía, activar la colaboración entre las partes involucradas y proporcionar una mejor orientación sobre los tipos de medidas y actuaciones a seguir. Por ello, se hace necesario identificar los diferentes actores que juegan, o pueden jugar en el futuro, un papel activo en la compleja resolución de los problemas de ciberseguridad para el sistema energético. Según los autores del informe, aunque no se trata de una lista cerrada, entre los agentes descritos destacarían TSOs, DSOs, proveedores, generadores y operadores de mercado. Otra tarea prioritaria resaltada en el informe, pasa por un dar un papel más relevante a CEER y ACER, ya que ambos organismos pueden contribuir significativamente al establecimiento de una cultura de ciberseguridad internacional y respaldar y complementar el trabajo de las Agencias Nacionales de Regulación. De las evidencias anteriores, los autores concluyen que la cooperación entre los distintos miembros será de vital importancia para contribuir a la creación de un ecosistema homogéneo y seguro, que permita el desarrollo de una cultura adecuada para una mayor innovación y digitalización en el sector energético.

37 Modificado por última vez en Miércoles, 05 Diciembre 2018 10:57