Competitividad y energías renovables

Competitividad y energías renovables  

La calefacción y la refrigeración representan alrededor de la mitad del consumo final de energía de la Unión Europea y, consecuentemente, es un sector clave para acelerar la descarbonización del sistema energético. En este ámbito, la Comisión Europea acaba de publicar el estudio Competitivenes of the renewable energy sector, con el objetivo de analizar la competitividad de las tecnologías de energía renovable dentro de la industria de calefacción y refrigeración. Este estudio pretende dar respuesta a dos preguntas claves: 1) ¿cómo compiten las tecnologías renovables en el sector de calefacción y refrigeración?, y 2) ¿cuál es el impacto del sector de calefacción y refrigeración en la economía de la Unión Europea?

El estudio se ha centrado en cuatro fuentes específicas de energía renovable, que constituyen el 93% de la industria europea de calefacción y refrigeración renovables (biogás, biomasa, bombas de calor y energía solar térmica). Se presenta, para cada segmento tecnológico, el estado actual y sus impactos en la economía de la Unión Europea. La competitividad ha sido evaluada mediante la aplicación del modelo de las cinco fuerzas competitivas de Porter, basado en análisis de datos y entrevistas estructuradas.

Este estudio indica que la competitividad industrial de las tecnologías renovables en la industria de calefacción y refrigeración debe mejorarse. Este es un requisito básico para ayudar a la Unión Europea a alcanzar su objetivo general vinculante de energía renovable para 2030 de al menos un 32%, así como sus objetivos específicos de calefacción y refrigeración establecidos en el borrador de los Planes Nacionales de Energía y Clima. 

La principal barrera inhibidora de la competitividad de las energías renovables es el coste. Según los resultados del informe, en las condiciones actuales del mercado, tres de las cuatro tecnologías clave de calefacción y refrigeración renovables aun no parecen ser competitivas. Actualmente, la opción renovable más competitiva para la calefacción es a través de la biomasa sólida. Entre los distintos factores que impiden la competitividad de los costes de las fuentes de energía renovables en el sector de calefacción y refrigeración, el estudio enumera principalmente tres: la falta de un precio de carbono, los elevados costes de inversión y la rivalidad competitiva.

Finalmente, el estudio presenta cuatro áreas de intervención que pueden incrementar la competitividad en las tecnologías renovables del sector de calefacción y refrigeración: la reducción de las barreras de costes administrativos, el reconocimiento del papel clave que tienen los instaladores, el apoyo a los consumidores de energía y, por último, el desarrollo de esquemas de apoyo eficientes.

76