Resumen de la conferencia "Climate Change Implications for technological developments and industrial competitiviness"

Resumen de la conferencia "Climate Change Implications for technological developments and industrial competitiviness"  

Fotografía (cortesía de Fundación Repsol): María Teresa Costa Campi, Director of the Chair in Energy Sustainability of the University of Barcelona and General Coordinator of Strategic Projects Funseam; Josu Jon Imaz, CEO of Repsol; y Eloy Álvarez Pelegry, Director of the Energy Chair of Orkestra-Basque Institute of Competitiveness, Deusto University.

El pasado 4 de noviembre se celebró en las instalaciones del campus Repsol en Madrid la Conferencia “Climate Change: Implications for technological developments and industrial competitiviness”. Funseam y la Catedra Orkestra de Energía con la inestimable colaboración de la Fundación Repsol han organizado una jornada sobre Cambio Climático y sus implicaciones sobre el desarrollo tecnológico y la competitividad industrial. Esta jornada se enmarca dentro de las actividades que desde diversas instituciones a nivel mundial se están realizando para aportar ideas y nuevas propuestas a la Conferencia de Paris sobre Cambio Climático – COP 21.  Las presentaciones recogen las distintas posiciones que mantienen países y empresas, tanto respecto a los objetivos generales en la lucha contra el cambio climático, como sus consecuencias en el desarrollo tecnológico y el mantenimiento de la competitividad industrial.
 
La sesión inaugural contó con la participación de Antonio Brufau, Presidente de Repsol, Antonio Llardén, presidente de Enagás y Funseam, Eduardo González, director General Adjunto de la oficina española de cambio climático y con el Presidente de la Cátedra Orkestra de Energía. En esta sesión inaugural se plantearon cuáles son los principales retos que afronta el planeta derivados del cambio climático y que aspectos se deben afrontar en la Cumbre de Paris. Todos los discursos de la sesión inaugural, coincidieron en destacar la necesidad de alcanzar un acuerdo en Paris que ayude a evitar los efectos más perniciosos relacionados con el cambio climático. Dicho objetivo se materializa en el control del aumento de la temperatura del planeta en 2Cº.
 
En el primer panel titulado “Road to Paris” se presentaron las posiciones de Estados Unidos, América Latina y Europa. El primer interviniente Alexander Ochs, director del Worldwatch Institute, presentó la posición de los EE.UU. sobre el acuerdo de cambio climático. En este sentido, se mostró optimista asegurando que la conferencia de Paris es una de las apuesta para esta legislatura del presidente Obama. Por este motivo, se explica el acuerdo alcanzado entre EE.UU. y China con vistas a la COP 21 de Paris y todo el esfuerzo diplomático que está realizando la delegación norteamericana para que las negociaciones en Paris lleguen a buen puerto. La segunda intervención, correspondió al Decano de la Facultat de Economía y  Empresa de la Universidad Alberto Hurtado de Santiago de Chile, Jorge Rodríguez Grossi. El representante chileno, que expuso las distintas posiciones en Sudamérica y el Caribe respecto al posible acuerdo en Paris, mostro una visión distinta. Dado que la contribución a las emisiones que realizan el continente sudamericano y el Caribe es muy reducido sobre el total, el esfuerzo para la descarbonización debe ser en consonancia. También relativizó que las decisiones que esta región tome puedan tener un impacto significativo en la lucha contra al cambio climático debido al menor desarrollo tecnológico existente. La tercera presentación de este primer panel corrió a cargo de Geoffrey J. Blanford, del IFO Institute de Berlín para presentar la postura de la UE. El Sr. Blanford defendió la posición preponderante que mantiene la UE en cuanto a compromiso en la lucha contra el cambio climático. La UE intenta liderar un acuerdo lo más ambicioso posible y está dispuesta hacer un esfuerzo mayor al que se ha comprometido a través de los INDC (Intended Nationally Determined Contributions). Por último, Teresa Ribera, Directora del IDDRI (Institute for Sustainable Development and International Relations) de Paris, relató desde una perspectiva privilegiada que se espera de las negociaciones previas que se están llevando a cabo y que resultados se esperan obtener en la cumbre.
 
La principal conclusión de este primer panel fue que aunque el impacto del cambio climático se conoce, el potencial para enfrentarlo difiere de un país a otro. A pesar de esto, todos los países deben hacer todo lo que este en sus manos para resolver el que se considera problema número uno mundial. La clave para poner en común todos estos intereses divergentes podría estar en ofrecer a todos las partes implicadas la flexibilidad necesaria para que puedan cumplir con sus obligaciones.
En el segundo panel, los expertos del mundo empresarial, Fernando Temprano, director de tecnología de Repsol, y Gonzalo Sáenz de Miera, director de perspectivas energéticas de Iberdrola, junto a los representantes de organismos internacionales, Daniele Poponi de la Agencia Internacional de la Energía y Bettina Schreck de Naciones Unidas, presentaron las distintas tecnologías que marcarán el futuro de un sector energético bajo en emisiones que se comprometa con la lucha contra el cambio climático. La conclusión a destacar de este segundo panel es la necesidad urgente de acelerar el desarrollo y despliegue de tecnologías avanzadas en eficiencia energética, energías renovables y tecnologías de bajas emisiones con la finalidad de hacer frente a los desafíos globales de la seguridad energética, el cambio climático y la competitividad.
El tercer panel trató otro aspecto de máxima relevancia para las negociaciones de Paris, como es el mantenimiento de la competitividad industrial en el marco de las políticas de lucha contra el cambio climático. Expertos de primer orden mundial como el responsable del departamento de política climática del DIW Berlín (German Institute for Economic Research), Karsten Neuhoff y Susanne Drögue del SWP (German Institute for International and Security) presentaron sus trabajos más recientes sobre esta temática. Por otro lado, el representante de la patronal europea (Bussines  Europe) Alexander Affre, presentó la visión de la industria europea ante el reto que plantea el desvió de inversiones hacia otras regiones con legislaciones ambientales más laxas, que permiten la realización de procesos productivos intensivos en energía de forma más ineficiente y contaminante.
Referente a la competitividad industrial todos los conferenciantes estuvieron de acuerdo en que cualquier acuerdo que se alcance en París pueda ser aplicado con éxito, este deberá tener en cuenta la competitividad industrial. Si los objetivos que se establezcan en la COP 21 no son compatibles con el mantenimiento de la competitividad industrial, es muy probable que sean dejados de lado por los países preocupados por su desarrollo económico.
 
La ceremonia de clausura presidida por Josu Jon Imaz, CEO de Repsol, contó con la participación de Eloy Álvarez, director de la Catedra Orkestra de Energía, quien repasó los diferentes contenidos presentados en la Conferencia, y de Maria Teresa Costa, directora de la Cátedra de Sostenibilidad Energética de la UB y coordinadora de proyectos estratégicos de Funseam, cuya intervención trató los aspectos más trascendentales sobre la cumbre de Paris. La Dra. Maria Teresa Costa destacó la importancia de la flexibilidad en los acuerdos para que sumen el máximo consenso, del reconocimiento de la competitividad industrial como un aspecto de vital importancia a tener en cuenta en las negociaciones, y el instrumento transversal del desarrollo tecnológico para cumplir con los objetivos que se fijen.
1718 Modificado por última vez en Viernes, 04 Diciembre 2015 09:55