El diseño del mercado eléctrico para una flexibilidad descentralizada

El diseño del mercado eléctrico para una flexibilidad descentralizada  

El sistema eléctrico se ve inmerso en un proceso de grandes cambios estructurales derivados de la necesidad de adaptar una generación cada vez más descentralizada, los retos y oportunidades que surgen de la digitalización y los objetivos de descarbonización y lucha contra el cambio climático marcados por la Unión Europea. Afrontar estos desafíos implica la necesidad de que el sector eléctrico reexamine el modelo operativo convencional para proporcionar suficiente flexibilidad eléctrica en el futuro.   

En este sentido, el estudio The electricity market design for decentralized flexibility sources, elaborado por The Oxford Institute for Energy Studies, aborda la interacción entre la flexibilidad descentralizada y el diseño del mercado eléctrico.


 Tras una exhaustiva discusión sobre la necesidad de una flexibilidad eléctrica suficiente para permitir la correcta integración de las energías renovables en un entorno de descarbonización, descentralización y digitalización, el estudio define e ilustra diferentes tipos y características de las Fuentes de Flexibilidad Descentralizadas (DFS por sus siglas en inglés). A continuación, se examina cómo pueden las DFS participar en los mercados eléctricos y, finalmente, su evolución en el futuro. 

Entre las principales conclusiones del estudio destaca que la flexibilidad descentralizada puede convertirse en un recurso valioso para el equilibrio del sistema y la gestión de la red. Los resultados ilustran que su utilización tiene una importancia estratégica, ya que en un sistema eléctrico totalmente descarbonizado no existirá flexibilidad eléctrica de centrales eléctricas convencionales. Además, se destaca que, para estimular la confiabilidad del sistema eléctrico, las DFS serán más efectivas como parte de un programa explícito de gestión del lado de la demanda (DSM), en lugar de un programa DSM implícito. Otro factor clave subrayado en el estudio son los agregadores, que desempeñarán un papel central en la habilitación de las DFS, ya que tienen que demostrar activamente a los operadores del sistema su capacidad para prestar los servicios requeridos.

Finalmente, el estudio discute el futuro de las DFS. Según sus autores, la aparición de aplicaciones comerciales y la monetización de los DFS depende de muchos factores, como el diseño más amplio del mercado eléctrico y la política energética, la disponibilidad de recursos regionales y el nivel de penetración de las energías renovables. En consecuencia, se prevé que el ritmo de desarrollo y utilización de las DFS variará entre los estados miembros europeos. 

116 Modificado por última vez en Miércoles, 02 Octubre 2019 15:37