El impacto de los impuestos unilaterales al carbono en el comercio transfronterizo de electricidad

El impacto de los impuestos unilaterales al carbono en el comercio transfronterizo de electricidad  

El acoplamiento del mercado permite un uso más eficiente de las interconexiones al garantizar que los mercados con precios más bajos exporten energía hasta que los precios se equiparen o las interconexiones queden restringidas por congestiones de red. Un impuesto al carbono en uno de los mercados puede distorsionar completamente el comercio entre mercados y reducir la convergencia de precios. En este ámbito, el estudio The Impact of Unilateral Carbon Taxes on Cross-Border Electricity Trading, elaborado por los miembros del Energy Policy Research Group de la Universidad de Cambridge examina el impacto del impuesto al carbono británico en el comercio transfronterizo de electricidad del Reino Unido con Francia y los Países Bajos.

 

Desde abril de 2013, el gobierno del Reino Unido ha establecido un impuesto al carbono (además del precio del carbono existente para toda la Unión Europea) sobre los combustibles de generación. El estudio demuestra cómo la imposición unilateral de un impuesto al carbono afecta a los precios de la electricidad, los flujos de interconexión, los ingresos por congestión (por la diferencia de precio entre las interconexiones congestionadas) y la pérdida de eficiencia.

En concreto, los resultados indican que durante el período 2015-2018, la tasa de carbono británica llevó al Reino Unido a importar 18 TWh más de electricidad, lo que redujo considerablemente los ingresos del impuesto al carbono en 74,4 millones de euros. Por otro lado, los ingresos por congestión aumentaron en 252 millones de euros, la mitad de los cuales se transfirieron a los propietarios de las interconexiones extranjeras, y la tasa de carbono unilateral creó 18 millones de euros de pérdidas de eficiencia. Aproximadamente el 60% de la tasa al carbono se transfirió a los precios diarios del Reino Unido, el 9% se transfirió a Francia y el 11% a Holanda.

Entre las principales conclusiones del estudio se destaca el efecto de la tasa al carbono sobre el aumento del precio del mercado diario de electricidad, la reducción de la convergencia de los precios de electricidad transfronterizos y el incremento de las importaciones de electricidad del Reino Unido. A pesar de que la tasa de carbono adicional distorsiona el tránsito eléctrico transfronterizo, ha reducido significativamente las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) de la generación de electricidad del Reino Unido, objetivo principal de dicho mecanismo de mercado.

68 Modificado por última vez en Martes, 02 Julio 2019 11:05