El verdadero potencial de desarrollo de las renovables en Europa

El verdadero potencial de desarrollo de las renovables en Europa  

Las energías renovables están llamadas a ocupar un papel destacado en el proceso de transición energética, en particular en la completa descarbonización de la matriz de generación, existiendo un enorme potencial todavía por explotar. En el horizonte de 2030, la Agencia Internacional de las Energías Renovables (IRENA) estima que existe potencial para doblar el porcentaje de renovables en el mix energético de manera rentable.

La Agencia Internacional de las Energías Renovables (IRENA) ha llevado a cabo un estudio sobre el potencial de desarrollo de estas tecnologías en la UE. Este estudio se enmarca en una serie de estudios regionales sobre el posible crecimiento de la implantación de un mayor volumen de renovables si se aprovecha todo el potencial existente (este escenario se denomina REmap). En el caso de la Unión Europea (UE), el estudio se basa en los estudios preexistentes a nivel de país y no resulta tanto una predicción de cómo se desarrollará su implantación, sino qué potencial tecnológico existe.

La Agencia Internacional de las Energías Renovables estima en este estudio el potencial de desarrollo de estas tecnologías en el horizonte 2030, utilizando la metodología REmap ampliamente testada en más de 70 países, llegando a la conclusión de que existe capacidad para doblar el actual porcentaje de renovables en el mix energético para 2030 de manera rentable. En concreto, el estudio plantea que la UE puede pasar del 17% actual al 34% en 2030, superando de esta forma el objetivo del 27% fijado en 2014 y acercándose al 35% que plantea el parlamento europeo. El causante de este mayor potencial es el desarrollo tecnológico que ha conllevado extraordinarias reducciones de costes. Este potencial contrasta con el 24% que se calcula se puede alcanzar con las políticas y planes actuales. Las diferencias se centran en la implantación de más renovables para la generación eléctrica, la electrificación del transporte y la climatización y el uso de la biomasa.

Por otro lado, el estudio también revela que todos los países de la UE tienen potencial para incrementar su participación de renovables de forma rentable. Así la implantación de todas las opciones identificadas en el estudio resultará en unos ahorros estimados de 25.000 M€ anuales. A pesar de los costes adicionales que puede suponer la inversión necesaria en redes o el coste de oportunidad de un escenario de combustibles fósiles con precios bajos, simplemente contabilizando las externalidades medioambientales y sobre la salud de la población, estos costes quedan más que compensados. En este sentido, el estudio añade que las renovables son una de las claves para la consecución de los objetivos de descarbonización, puesto que el pleno desarrollo del potencial existente permitiría una reducción de emisiones estimada en 412 millones de toneladas de CO2 (un 15% más que en el escenario base).

Por sectores, se destaca que el sector eléctrico aún es capaz de acomodar un mayor porcentaje de renovables. Así el estudio considera que de aquí a 2030 se pueden llegar a los 327GW de potencia eólica instalada y a los 272GW de solar. Por último, se confía en la electrificación y los biofueles para el transporte y se considera que el rol de la biomasa deberá ser destacado.

154 Modificado por última vez en Jueves, 01 Febrero 2018 09:23