Los derechos del consumidor y su implementación en el paquete “Energía limpia para todos los europeos”

Los derechos del consumidor y su implementación en el paquete “Energía limpia para todos los europeos”  

El empoderamiento y la protección del consumidor representan uno de los principales objetivos del reciente paquete legislativo aprobado “Energía limpia para todos los europeos”. Con el propósito de contribuir a una mayor conciencia y comprensión de las nuevas disposiciones adoptadas en la Directiva sobre Electricidad, el reciente informe Implementing Consumer Rights in the Clean Energy for All Europeans Package, publicado por el Consejo Europeo de Reguladores Energéticos (CEER por sus siglas en inglés) describe las distintas soluciones nacionales ya existentes en relación con el empoderamiento de los derechos de los consumidores.

A través de una serie de estudios de casos de diferentes estados miembros (Francia, Países Bajos, Italia, Noruega y Suecia) la investigación realizada por el CEER aborda problemas que surgen a lo largo de todo el ciclo de vida de la energía del consumidor, tales como: 

1) La información precontractual

2) Los contratos de energía

3) La información en la facturación 

4) El cambio de proveedor para el cliente

Siguiendo el enfoque del ciclo de vida del consumidor, el primer estudio examina el caso de la información precontractual y, por lo tanto, la capacidad de los consumidores de tomar una decisión informada antes de firmar un contrato de energía. Los resultados indican que el principal desafío en este ámbito sigue siendo cómo lograr que los proveedores de energía ofrezcan toda la información esencial al cliente mientras se mejora la comparabilidad de las diferentes ofertas para evitar la sobrecarga de información y garantizar que las comparaciones de precios sean fáciles y transparentes.

Después de tomar una decisión basada en la información apropiada, el segundo paso consiste en la formalización de un contrato con un proveedor de energía. El contrato entre el proveedor de electricidad y el consumidor es, por lo tanto, un elemento importante para empoderar al consumidor y proporcionar un trato más justo. El estudio destaca que los incentivos para consumir electricidad de forma inteligente se ven obstaculizados si no existen contratos que brinden a los consumidores la posibilidad de participar en el mercado y reducir su factura de energía. 

Una vez que el consumidor ha elegido un proveedor y ha formalizado el contrato de energía, un elemento relevante de comunicación entre ambos agentes es la facturación. En esta fase, los autores del estudio enfatizan la necesidad de mejorar la verificabilidad de las facturas, y con ello también la comprensión de conceptos de tarifas nuevas e innovadoras. 

El último aspecto analizado en el estudio es la facilidad de cambio de proveedor. Un simple cambio no requiere una intervención técnica y debería poder ejecutarse en la fecha elegida, independientemente del tipo de medidor; sin embargo, se observa una mayor agilidad de cambio en función de éste. Así pues, los principales desafíos para los próximos años son la implementación completa de la medición inteligente y el perfeccionamiento de la comunicación de datos.

Con las indicaciones de este estudio se espera una mayor conciencia y comprensión de las nuevas disposiciones adoptadas en la Directiva sobre Electricidad, que facilite en los próximos años su implementación y aplicación por parte de las autoridades nacionales de reglamentación, los responsables políticos, los actores del mercado y de los propios consumidores.

83 Modificado por última vez en Jueves, 03 Octubre 2019 08:19