Prioridades para garantizar la seguridad de suministro de gas natural a nivel europeo

Prioridades para garantizar la seguridad de suministro de gas natural a nivel europeo  

El gas natural constituye un componente fundamental del suministro energético a nivel europeo en la medida que representa más de una cuarta parte del consumo de energía primaria, siendo necesario reforzar los aspectos relacionados con la seguridad de suministro. En estos momentos se encuentra en trámite la propuesta de revisión de la Comisión Europea de la normativa sobre seguridad de suministro. En este marco, el Council of European Energy Regulators (CEER) acaba de presentar su documento de síntesis en el que se establecen sus reflexiones y se recogen sus prioridades de cara a la inminente revisión de un aspecto tan crucial.

El documento recientemente publicado por CEER presenta un resumen de las opiniones y sugerencias de las autoridades reguladoras nacionales (ANR) referente a la seguridad de la política de suministro de gas. Bajo el lema de “prevenir primero, actuar después” CEER aboga por la utilización de mecanismos de mercado que contribuyan a la seguridad de suministro antes que los planes de emergencia a nivel nacional, confiando en la capacidad de los mecanismos de mercado a la hora de dar respuesta a cualquier circunstancia que pueda poner en riesgo el suministro de gas natural.

CEER reivindica la creación de un mercado interno de gas efectivo que provea acceso al gas en condiciones de mercado lo que reforzará la seguridad de suministro por sí mismo. Por tanto, según CEER hay que intentar evitar la introducción de mecanismos más agresivos que puedan distorsionar el mercado, provenientes de medidas de emergencia nacionales. Evidentemente, cuando los mecanismos de mercado no han conseguido solventar la restricción en el suministro entran en juego las políticas nacionales de emergencia. Se recomienda que estas políticas de emergencia se basen en la interconexión que provea solidaridad transfronteriza basada en la proporcionalidad, la no discriminación y la compensación del coste.

Las preocupaciones de CEER respecto la legislación propuesta en la Comisión Europea se centran en demandar un mayor rol de las autoridades regulatorias nacionales en las políticas de seguridad de suministro a través del asesoramiento técnico y organizativo a los entes encargados de determinar la seguridad de suministro. Otro aspecto es el enfoque regional de la respuesta contra las disrupciones en el aprovisionamiento. El principio de solidaridad, los flujos reversibles y formula “N-1” son los otros aspectos controvertidos que pide revisar CEER.

Por último, el documento propone un enfoque alternativo a la cooperación regional para reforzar la seguridad de suministro, respecto a lo propuesto por la Comisión. En concreto, se propone mantener los planes nacionales pero incorporando en ellos un mayor énfasis sobre la cooperación regional, prestando una mayor atención a las actividades trasfronterizas del plan.

1318 Modificado por última vez en Viernes, 01 Julio 2016 09:14