Imprimir esta página
Renovación energética en la construcción: avanzando hacia edificios de energía casi nula

Renovación energética en la construcción: avanzando hacia edificios de energía casi nula  

De acuerdo con la nueva Directiva de rendimiento energético en edificios ((UE) 2018/844), alcanzar un parque inmobiliario descarbonizado y altamente eficiente desde el punto de vista energético a medio plazo requiere un esfuerzo notable en la transformación de los edificios existentes en edificios de consumo de energía casi nulo.  Con el propósito de evaluar el estado y los avances producidos en el parque inmobiliario, la Comisión Europea acaba de publicar el informe Comprehensive study of building energy renovation activities and the uptake of nearly zero-energy buildings in the EU.

Según se desprende del informe, las principales tendencias dentro del ámbito de la renovación y la promoción de edificios de consumo de energía casi nulo en el contexto europeo son las siguientes:   

  • En general, se observa un progreso insuficiente en el sector de la construcción en términos de avanzar hacia la descarbonización del parque inmobiliario. La tasa promedio anual de renovación energética de los edificios residenciales para el período 2012-2016 basado en el área de piso se estima en alrededor de 12% para el conjunto de la Unión Europea (UE-28).
  • Las tasas de renovación no energética (p.ej., pintura de paredes, renovación y/o instalación de baños, cocinas, etc.) son significativamente más altas que las tasas de renovación energética para la UE-28. Más del 90% de las renovaciones de energía residencial se realizan en combinación con medidas de renovación no energética. Esto implica que menos del 10% de las renovaciones sean exclusivamente de carácter energético. Así, se estima que, de promedio, la renovación energética dentro de la UE28 reduzca el consumo específico de energía primaria de un edificio residencial en 14 kWh/(m²).
  • Con referencia a la construcción de nuevos edificios, los resultados muestran una tendencia creciente a la construcción de nuevos inmuebles con estándares de consumo de energía casi nulo.
  • Las situaciones relacionadas con reparaciones (necesarias), reemplazos y mantenimiento se configuran como los principales determinantes para llevar a cabo mejoras energéticas entre los hogares. En cambio, disponer de una mayor información en la factura de energía y la presencia de etiquetas o certificados de eficiencia energética no representan ser factores desencadenantes entre los consumidores para iniciar mejoras energéticas.   
  • Las principales barreras identificadas son de carácter financiero (contratar un préstamo o hipoteca, los costos generales de las renovaciones), técnicas (restricciones, habilidades) y administrativas/regulatorias.
  • Los aspectos más relevantes de la renovación energética para los consumidores no es el ahorro de energía, sino el ahorro de costes, lo que hace que los hogares sean más cómodos y saludables.
227 Modificado por última vez en Miércoles, 12 Febrero 2020 18:54