Transición hacia una economía circular: cuestiones prioritarias

Transición hacia una economía circular: cuestiones prioritarias  

Dada la necesidad de identificar nuevos conocimientos para comprender y apoyar la transición a una economía circular, el informe Paving the way for a circular economy: insights on status and potentials de la European Environmental Agency (EEA) explora el estado del arte de los procesos circulares en el contexto europeo e indica una serie de prioridades para estimular la transición a una economía circular. 

El estudio proporciona una visión general del estado del conocimiento sobre flujos y existencias de materiales, productos y desechos. Los resultados indican que actualmente la circularidad de la economía europea solo puede evaluarse parcialmente ya que existen pocos datos sobre la gestión de productos (reutilización, reparación y remanufactura). Asimismo, los datos disponibles a nivel macro reflejan que Europa aún está lejos de poder implementar una economía circular y que el conocimiento disponible se centra mayoritariamente en la fase de residuos.

Los mayores obstáculos para la puesta en marcha de modelos de negocios circulares parecen ser aquellos relacionados con la cultura corporativa, los factores del mercado y la propia complejidad del sistema. Para minimizar estos obstáculos, los autores del informe destacan la innovación y las intervenciones políticas como factores clave para estimular la transición a una economía circular. En particular, el informe indica que este apoyo político a nivel nacional es extenso y a menudo las iniciativas de circularidad son generadas desde un enfoque más amplio de eficiencia de recursos.

En general, las medidas llevadas a cabo hasta ahora por las empresas europeas reflejan las prioridades políticas de la UE, con un enfoque relativamente fuerte en la eficiencia energética y los residuos. La regulación y los instrumentos basados en el mercado se centran principalmente en estimular las fases de finalización de la vida útil (reciclaje, energía, residuos), mientras que el diseño ecológico, el consumo y la reutilización de materiales generalmente son actividades fomentadas con instrumentos de políticas más suaves. 

Finalmente, el estudio apunta, por un lado, la necesidad de una mayor integración dentro y entre las políticas climáticas, de biodiversidad y circulares. Por otro lado, el seguimiento del progreso dentro del ámbito de la economía circular únicamente será posible gracias al tratamiento de fuentes estadísticas fiables, para ello se requerirá de una mayor inversión ya que actualmente muchos datos relevantes, por ejemplo, sobre la fase de producción y consumo de los ciclos de vida del producto, no están disponibles en los sistemas de información establecidos. 

110 Modificado por última vez en Lunes, 04 Noviembre 2019 12:42