05-06-2014

Vientos favorables para el desarrollo energético en Latinoamérica  

Retos_biocarburantes

Latinoamérica apuesta por cambios regulatorios y de mercado que permitan la entrada a empresas energéticas, e inversores en general, a participar en el desarrollo de proyectos energéticos necesarios para la región. Estos proyectos no solo son necesarios para la satisfacción de la demanda, sino que garantizan una energía de calidad y con seguridad de suministro a una sociedad que lo reclama.

 

México, líder latinoamericano en materia de energía, ha anunciado una inversión histórica de 22.000 millones de dólares en energías renovables, lo que significaría que en el año 2018 uno de cada cuatro megavatios provendría de este tipo de generación.

 

Actualmente, el 15% de la generación en México es renovable, siendo el primer país latinoamericano de producción geotérmica y el cuarto en el mundo (después de Estados Unidos, Indonesia y Filipinas). Con este nuevo plan, se alcanzará casi el doble de esta cifra en el corto y medio plazo, llegando a un 35% en el año 2024.

 

Chile, con la necesidad, según los expertos, de duplicar su oferta energética actual de 18.000 megavatios en el corto plazo (2020), es el segundo ejemplo de cambios en el sector energético. Con claros problemas de suministro y con los precios de energía más altos de la región, el país lanza una reforma del sector eléctrico en la que se anuncian inversiones de 650 millones de dólares para, entre otras cosas, impulsar el gas natural licuado y los combustibles no convencionales. Estas inversiones están acompañadas del nuevo rol de Estado, donde se asume que el país es quien realiza la planificación y la regulación del sector.

 

Las reestructuraciones y cambios no solamente se enmarcan en estos dos ejemplos, Latinoamérica es una región creciente con la necesidad de desarrollar una nueva infraestructura energética, tanto en países con altos potenciales energéticos, como Venezuela o Colombia, como en países donde es necesario asegurar el suministro en zonas de difícil acceso como pueden ser Perú o Bolivia.

 

España está presente en gran parte de Latinoamérica con importantes inversiones en el sector energético. Empresas como Acciona, Ibereólica, Gas Natural-Fenosa, Gamesa, Enerstar, Abanti, Elenor, Ener, ENDESA, Iberdrola, Urbaser, y otras, son de gran importancia en el sector energético latinoamericano.

1607 Modificado por última vez en Lunes, 14 Julio 2014 11:26