I+D e Innovación en Energía en España  

En el marco de la serie de informes publicados periódicamente por FUNSEAM para abordar los temas relacionados con la energía, el medioambiente y la sostenibilidad, se presenta en esta ocasión el análisis de la situación de la I+D e Innovación en Energía en España, elaborado por el Dr. José-García Quevedo.
El informe se centra en el análisis de los principales factores determinantes de la innovación empresarial y las estrategias de innovación de las empresas energéticas para acabar concluyendo con el papel que debe tener la actuación pública para el fomento de la innovación en energía. A lo largo del mismo se presenta la situación actual de la I+D e innovación en energía y se pone de manifiesto su relevancia.

A lo largo del informe se pone de manifiesto que los gastos internos en I+D correspondientes al sector energético representan el 2,95% del gasto empresarial total en I+D del 2015 (último dato disponible). En 2010, este porcentaje era del 2,67% por lo que el ritmo de crecimiento de los gastos en I+D de estos sectores ha sido sustancialmente superior a los del conjunto de empresas. Estos sectores se caracterizan por la presencia de un número reducido de empresas, en general de tamaño elevado, que son innovadoras en un porcentaje importante. Asimismo, son empresas que llevan a cabo una parte sustancial de sus actividades tecnológicas mediante la adquisición de servicios de I+D. En ambos sectores la relación entre compras de servicios en I+D externa y gastos internos es notablemente superior a los del conjunto de la economía.

Un aspecto sumamente novedoso del análisis realizado radica en el hecho de que una presentación de la actividad empresarial en I+D e innovación en energía no resultaría completa si no se tiene en consideración el conjunto de estos gastos en otras actividades industriales en la medida que existen fuertes efectos de arrastre que el sector tiene sobre otras actividades económicas e innovadoras.

Centrándonos en los factores determinantes de la I+D+i que hacen las empresas del sector, destaca la búsqueda de ventajas competitivas de acuerdo con las nuevas coordenadas del mercado energético. Los objetivos perseguidos son ampliar sus tecnologías de generación especialmente con energías renovables, lo que le supone comprar nuevas tecnologías a otras empresas del grupo o al mercado, mejorar su flexibilidad de proceso (compra de nuevos equipos) y de producto, ofreciendo nuevos servicios de acuerdo con las necesidades de los clientes, reducir sus costes a medio plazo (especialmente en CAPEX), aumentar la innovación para reducir los costes en operación y mantenimiento (OPEX), aumentar su eficiencia energética, adaptarse a las nuevas normas ambientales e innovar en la gestión de sus redes.

En definitiva, las empresas energéticas están respondiendo al reto de la innovación a pesar de que sigue siendo necesario un aumento del esfuerzo y de los recursos destinados a la I+D. Para lograr los avances tecnológicos que el sector requiere resulta conveniente también reforzar la intervención pública con el objetivo de fomentar la I+D+i en energía, especialmente en aquellos proyectos que exigen largos periodos de investigación y aportan innovaciones disruptivas directamente enfocadas a mitigar el cambio climático.

257 Modificado por última vez en Viernes, 03 Noviembre 2017 10:47
I+D e Innovación en Energía en España
Logo Fundación Repsol endesa18 Logo Grupo ACS Logo Enagas Logo CLH Gas Natural Fenosa Logo CEPSA Logo EDP Renováveis